Juan 14, 23-29 - ¡Ama!


 
Viviendo el Evangelio a través de la música
Juan 14, 23-29 - ¡Ama!
6to domingo de pascua

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada.
El que no me ama no cumplirá mis palabras. Y la palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió. Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el Paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho.
La paz les dejo, mi paz les doy. No se la doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: 'Me voy, pero volveré a su lado'. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean".

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. 

Viviendo el Evangelio a través de la música
COMENTARIO

Que mensaje tan grande, hermoso y profundo nos da el Evangelio de hoy, pues nos está diciendo que si amamos a Jesús nuestro Padre también nos amará y por tanto tanto nuestro Señor Jesucristo y nuestro Padre, vendrán a nuestras vidas y morarán en nosotros.

Si muchas veces nos emocionamos por la visita a nuestras casas de un familiar o amigo que pasará unos días con nosotros, ¿cuánto más debemos alegrarnos por la visita de Dios Padre y de Jesús que vienen dispuestos a quedarse con nosotros?, pero para obtenerlo, debemos amar. ¡Que importante es el amor!, es la llave que nos acerca a Dios, que abre nuestro corazón y nuestras vidas al encuentro personal con él, y con cuánta humildad y agradecimiento debemos vivir el llamado que nos ha hecho de proclamar muchas veces su palabra por medio del canto, es por ello que constantemente debemos estar dispuestos en nuestras vidas a cumplir su voluntad, sabiendo que no basta solo con cantarla, hay que vivirla, llevarla a acciones y hechos por medio del amor. Necesario es, que recordemos hoy una vez más las palabras de San Agustín: "Cantar, es propio de quién ama", y agregamos, el amor es el afinador del músico de Dios. Si amamos, estaremos afinados en el tono perfecto que Dios quiere para cada uno de nosotros y entonces, haremos siempre su voluntad cumpliendo sus palabras y estaremos felices, dichosos, pues papá Dios y Jesús vendrán a nuestras vidas y harán su morada en nuestros corazones. 

Espíritu Santo, dirige nuestro canto de vida en el amor. Madre del cielo, enseñamos a amar como tú. Amén.


Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

53 Sobre el uso de las composiciones litúrgicas - Instrucción Musicam Sacram

📖 Estudio del Magisterio de la iglesia en materia musical.
 
INSTRUCCIÓN "MUSICAM SACRAM" DE LA SAGRADA CONGREGACIÓN DE RITOS - 1967

VI. La lengua que se ha de emplear en las acciones litúrgicas que se celebran con canto y la conservación del tesoro de música sagrada.

53.  Las nuevas composiciones de música sagrada han de adecuarse plenamente a los principios y a las normas expuestas más arriba. Por lo cual "han de presentar las características de la verdadera música sacra, y que no sólo puedan ser cantadas por las mayores "Scholae Cantorum", sino que también estén al alcance de los coros más modestos y fomenten la participación activa de toda la asamblea de los fieles. (Cf. CDSL., art. 121.)
En lo que concierne al tesoro musical tradicional, se pondrán de relieve en primer lugar las obras que respondan a las exigencias de la renovación litúrgica. Después, los expertos especialmente competentes en este terreno estudiarán cuidadosamente si otras piezas pueden adaptarse a estas mismas exigencias.
En cuanto a las composiciones que no corresponden a la naturaleza de la liturgia o a la celebración pastoral de la acción litúrgica, serán oportunamente trasladadas a los "Pia exercitia", y, mejor aún, a las celebraciones de la palabra de Dios. (Cf. núm. 49.) 

COMENTARIO

Observamos 3 escenarios:

1. La nuevas composiciones de música sagrada deben presentar las características de verdadera música sacra, estar técnicamente al alcance de todos los coros y además, deben propicia la participación de toda la asamblea.

2. Del tesoro de música sacra (tradicional) se destacarán aquellas obras que responden a las exigencias de la renovación litúrgica que se da a partir del concilio vaticano II.
 
3. Las composiciones que no se adecuan a la naturaliza de la liturgia se emplearán solo en los ejercicios piadosos y en las celebraciones de la palabra de Dios.
 

Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

Juan 13, 31-33. 34-35 - El canto del amor de Dios



Viviendo el Evangelio a través de la música
Juan: 13, 31-33. 34-35 - El canto del amor de Dios
4to domingo de pascua


Cuando Judas salió del cenáculo, Jesús dijo: "Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en él. Si Dios ha sido glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo y pronto lo glorificará. Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que ustedes son mis discípulos".

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Viviendo el Evangelio a través de la música
COMENTARIO

Canten al Señor un canto nuevo. Con cuánta insistencia leemos esta frase en varios salmos y otros libros de la Biblia como en Isaías 42, 10 y en el apocalipsis capítulo 5, 9 y capítulo 14, 3. 
Por su parte, San agustín nos dice en su sermón 336 que esta expresión “un cántico nuevo” equivalen a las palabras “un mandamiento nuevo” y agrega: “¿Qué tiene de peculiar el cántico nuevo sino un nuevo amor? Cantar es propio de quien ama. La voz de este cantor es el fervor del santo amor.” 
 
Hermanos, hoy, el Señor nos invita una vez más a amarnos los unos a los otros como él nos ama, y como músicos del Señor, estamos llamados no solo a cantar ese amor con nuestras voces, sino principalmente con nuestras vidas. Si queremos hacer el mejor canto para Dios, debemos aprender, ensayar e interpretar con cada palabra, acción, pensamiento y omisión el canto del amor de Dios. Acudamos al Espíritu Santo, para que conduzca nuestro canto de amor. Madre del Cielo, a ejemplo tuyo, te pedimos que nos enseñes a afinar nuestras vidas en el amor para servir, alabar y reverenciar a Dios por siempre. Amén. 



Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

52 Conservar el tesoro de la música sacra y promoción de nuevas creaciones - Instrucción Musicam Sacram

📖 Estudio del Magisterio de la iglesia en materia musical.
 
INSTRUCCIÓN "MUSICAM SACRAM" DE LA SAGRADA CONGREGACIÓN DE RITOS - 1967

VI. La lengua que se ha de emplear en las acciones litúrgicas que se celebran con canto y la conservación del tesoro de música sagrada.
 
52. Para conservar el tesoro de la música sagrada y promover debidamente nuevas creaciones, "dése mucha importancia a la enseñanza y a la práctica musical en los seminarios, y en los noviciados de religiosos de ambos sexos, así como también en los demás institutos y escuelas católicas" pero, sobre todo, en los institutos superiores especialmente destinados a esto. (Cf. CDSL., art. 115.) Debe promoverse, ante todo, el estudio y la práctica del canto gregoriano, ya que, por sus cualidades propias, sigue siendo una base de gran valor para la cultura en música sagrada.
 
COMENTARIO
 
Un artículo que insiste en la necesidad de la formación musical, y por ello, en esta ocasión queremos invitarlos a orar por las vocaciones de todos los músicos de Dios, para que el Señor nos de muchos músicos Santos, dispuestos a acrecentar esos talentos con la diligencia, obediencia y responsabilidad que ello exige, y así, poner los talentos recibidos para el servicio, alabanza y gloria de Dios con un corazón humilde y sencillo, deseosos de cumplir siempre con la voluntad del Señor.
Oremos también por las instituciones dedicadas a la formación musical católica, para que Dios nuestro Señor las multiplique y les guíe en su labor de ser santos semilleros de nuevas generaciones de músicos de Dios.
Santísima Virgen María, enséñanos a cantar como tu. Amén.

 
 

Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

Juan 10, 27-30 - Probando sonido ¿se escucha? - Viviendo el Evangelio a través de la música



Viviendo el Evangelio a través de la música
Juan 10, 27-30 - Probando sonido ¿se escucha?
4to domingo de pascua


En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: "Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y él es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. El Padre y yo somos uno". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Viviendo el Evangelio a través de la música
COMENTARIO

Todos los músicos sabemos que “escuchar” es fundamental, pues ese es el primer paso de toda la actividad musical, antes, durante y después. Por ejemplo, para aprender a tocar una canción debemos primero escucharla, y cuando el compositor va a crear una obra, parte también de la audición que internamente tiene de su creación. Sabemos también que al dar un concierto la disposición del auditorio y las condiciones del espacio sonoro donde se desarrolla el mismo deben facilitar la escucha de la música por parte del público, pero atentos, porque también como músicos sabemos que necesitamos de un buen sistema de sonido y de una buena acústica que nos permita escuchar fielmente lo que tocamos. Y finalmente, todo músico sabe que debe “entrenarse” para escuchar, pues mientras más capacitado esté, más herramientas tendrá al momento de interpretar, componer, acompañar, y así, será un mejor músico, pero creo que en este caso debemos decir que será mejor “oveja”.

Entonces, las ovejitas del Señor debemos aprender a escuchar su voz, preparando un espacio “acústico - espiritual” ideal para que podamos escucharle en alta fidelidad el tiempo que queramos, donde no hay ruido externo que interfiera la audición, un lugar idóneo para el encuentro como el que nos recomienda Jesús en Mateo 6,6: "cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto", y así, como el compositor podremos escuchar la voz del Señor que nos habla internamente.

Examinemos nuestro actuar a la luz de lo que Jesús nos pide: ¿le estamos escuchando constantemente?, ¿hacemos nuestro entrenamiento auditivo espiritual diariamente? por medio de la lectura de su palabra, la oración, o la eucaristía y, ¿le estamos siguiendo? ¿ponemos en práctica lo que nos dice a cada uno?, ¿vivimos su palabra en nuestro trabajo, estudio, o entorno familiar?

Acudamos al Espíritu Santo para que nos enseñe a escuchar su voz y nos de la fuerza para seguirle en todos los momentos de nuestras vidas.

Madre del cielo, enséñanos a escuchar y seguir a Jesús como tú. Amén.
 

Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

51 Mezclar repertorio en latín y en lengua vernácula en una celebración - Instrucción Musicam Sacram

📖 Estudio del Magisterio de la iglesia en materia musical.
 
INSTRUCCIÓN "MUSICAM SACRAM" DE LA SAGRADA CONGREGACIÓN DE RITOS - 1967

VI. La lengua que se ha de emplear en las acciones litúrgicas que se celebran con canto y la conservación del tesoro de música sagrada.
 
51. Teniendo en cuenta las condiciones locales, la utilidad pastoral de los fieles y el carácter de cada lengua, los pastores de almas juzgarán si las piezas del tesoro de música sagrada compuestas en el pasado para textos latinos, además de su utilización en las acciones litúrgicas celebradas en latín, pueden sin inconveniente ser utilizados también en aquellas que se realizan en lengua vernácula. En efecto, nada impide que en una misma celebración algunas piezas se canten en una lengua diferente. 
 
COMENTARIO
 
Basados en lo que aquí se propone, podríamos interpretar en la liturgia lógicamente previa conversación con el sacerdote, algunos cantos en latín junto a otros en lengua vernácula. Como recomendación, sugerimos proponer el canto en latín del Señor ten piedad, el Santo, o el Cordero de Dios, que por tener un breve texto y ampliamente conocido, facilita que los fieles también puedan aprenderlos rápidamente.
 

Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

Juan 21, 1-19 - ¿Cuántas veces lo hemos negado? - Viviendo el Evangelio a través de la música

 
 
Viviendo el Evangelio a través de la música
Juan 21, 1-19 - ¿Cuántas veces lo hemos negado?
Domingo III de pascua

En aquel tiempo, Jesús se les apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Se les apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás (llamado el Gemelo), Natanael (el de Caná de Galilea), los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos. Simón Pedro les dijo: "Voy a pescar". Ellos le respondieron: 'También nosotros vamos contigo". Salieron y se embarcaron, pero aquella noche no pescaron nada.
Estaba amaneciendo, cuando Jesús se apareció en la orilla, pero los discípulos no lo reconocieron. Jesús les dijo: "Muchachos, ¿han pescado algo?". Ellos contestaron: "No". Entonces él les dijo: "Echen la red a la derecha de la barca y encontrarán peces". Así lo hicieron, y luego ya no podían jalar la red por tantos pescados.
Entonces el discípulo a quien amaba Jesús le dijo a Pedro: "Es el Señor". Tan pronto como Simón Pedro oyó decir que era el Señor, se anudó a la cintura la túnica, pues se la había quitado, y se tiró al agua. Los otros discípulos llegaron en la barca, arrastrando la red con los pescados, pues no distaban de tierra más de cien metros.
Tan pronto como saltaron a tierra vieron unas brasas y sobre ellas un pescado y pan. Jesús les dijo: "Traigan algunos pescados de los que acaban de pescar".
Entonces Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red, repleta de pescados grandes. Eran ciento cincuenta y tres y a pesar de que eran tantos, no se rompió la red. Luego les dijo Jesús: "Vengan a almorzar". y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿Quién eres?, porque ya sabían que era el Señor.
Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio y también el pescado. Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a sus discípulos después de resucitar de entre los muertos.
Después de almorzar le preguntó Jesús a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?". Él le contestó: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos".
Por segunda vez le preguntó: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?". Él le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Pastorea mis ovejas".
Por tercera vez le preguntó: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?". Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería y le contestó: "Señor, tú lo sabes todo; tú bien sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas.
Yo te aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías la ropa e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, extenderás los brazos y otro te ceñirá y te llevará a donde no quieras". Esto se lo dijo para indicarle con qué género de muerte habría de glorificar a Dios. Después le dijo: "Sígueme".

Palabra del Señor. Gloria a ti Señor Jesús.

Viviendo el Evangelio a través de la música
COMENTARIO

Siempre debemos tener muy presentes las palabras que dijo San Agustín en el sermón 336: “Cantar es propio de quien ama”. Y este evangelio nos invita a tomar las preguntas que Jesús hace a Pedro y hacérnoslas a nosotros mismos, donde el Señor nos dice: José, Rosa, Luis…, ¿me amas más que estos?, ¿me amas?, ¿me quieres?
¿Cuál sería nuestra respuesta?, ¿qué pasaría por nuestra mente luego de evaluar nuestra vida, tal como lo hizo Pedro?, pues el Evangelio nos dice que se entristeció, y no es para menos, pues recordemos que Pedro lo había negado tres veces. ¿Cuántas veces lo hemos negado nosotros? como cuando lo vimos pidiendo limosna, enfermo, privado de libertad o pidiendo cantar en el coro.
Dios nos llama a cantar un cántico nuevo, y ese cántico nuevo dice San Agustín es el mandamiento nuevo que Jesús nos enseña, el cual consiste en amar a Dios y al prójimo. Por tanto, si queremos tocar la mejor música al Señor, tal como nos lo dice su palabra (Sal 32, 4) debemos primero amar, para así, cantar con la vida y con todo nuestro ser, lo cual nos llevará a responder a la pregunta que Jesús nos hace cada día diciendo: Si, Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero.

Virgencita, nos entregamos en tus manos para que nos enseñes a amar a Jesús como tú. Amén.
 
 

Formación Musical diaria por Télegram t.me/ministeriodemusica 
Músicos Católicos | Música Católica

Leer más…

PUBLICIDAD

MotionElements - Mercado libre de derechos de Videos, Música, plantillas de After Effects