Quirógrafo sobre la Música de San Juan Pablo II [1 de 10]

QUIRÓGRAFO DEL SUMO PONTÍFICE JUAN PABLO II
EN EL CENTENARIO DEL MOTU PROPRIO 
"TRA LE SOLLECITUDINI"

Con motivo del centenario del Motu Propio de San Pio X, San Juan Pablo II publicó en el año 2003 un quirógrafo con una lista de los 10 principios para renovar el canto litúrgico y la música en la misa. A efectos de su estudio vamos a desglosar en 10 publicaciones cada uno de los puntos del quirógrafo.

PUNTO 1: Impulsado por el vivo deseo de "mantener y procurar el decoro de la casa de Dios", mi predecesor san Pío X publicó, hace cien años, el motu proprio Tra le sollecitudini, que tenía como objeto la renovación de la música sagrada en las funciones del culto. Con él quiso dar a la Iglesia indicaciones concretas en ese sector vital de la liturgia, presentándolas "como código jurídico de la música sagrada". También esa intervención formaba parte del programa de su pontificado, que había sintetizado en el lema:  "Instaurare omnia in Christo". 

El centenario de ese documento me brinda la oportunidad de recordar la importante función de la música sagrada, que san Pío X presenta como medio de elevación del espíritu a Dios y como valiosa ayuda para los fieles en la "participación activa en los sacrosantos misterios y en la pública y solemne oración de la Iglesia". 

La especial atención que se ha de dedicar a la música sagrada, recuerda el santo Pontífice, deriva del hecho de que "como parte integrante de la liturgia solemne, la música sagrada tiende a su mismo fin, el cual consiste en la gloria de Dios y la santificación y edificación de los fieles". Interpretando y expresando el sentido profundo del texto sagrado al que está íntimamente unida, es capaz de "añadir más eficacia al texto mismo, para que (...) los fieles se preparen mejor a recibir los frutos de la gracia, propios de la celebración de los sagrados misterios". 

COMENTARIO:
Luego de leer este primer punto podemos destacar lo siguiente:
  • El fin de la música sagrada es la Gloria de Dios y la Santificación de los fieles. (Ver artículo 112 del Sacrosanctum Concilium)
  • Una función de la música sagrada es interpretar y expresar el sentido profundo del texto sagrado.
  • Añadir más eficacia al texto sagrado con el fin de que los fieles se preparen mejor para recibir los frutos de la gracia, propios de la celebración de los sagrados misterios.
En la siguiente publicación seguiremos revisando este quirógrafo de San Juan Pablo II


Síguenos en Télegram t.me/ministeriodemusica

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias de antemano por tus comentarios. Que Dios te bendiga

PUBLICIDAD